22 C
Dominican Republic
martes 27 septiembre, 2022
Más

    Agencias

    Los Ángeles.- Un día después de que Robert Sarver, propietario de Phoenix Suns de la NBA y Phoenix Mercury de la WNBA, fuera suspendido por un año y multado con 10 millones de dólares por parte de la NBA como resultado de una investigación sobre la franquicia de los Suns, la estrella de Los Angeles Lakers, LeBron James, abordó el tema en redes sociales.

    La NBA anunció el castigo el martes y dijo que la investigación encontró que durante su tiempo con los Suns y Mercury, Sarver usó la palabra N al menos cinco veces «al contar las declaraciones de otros».

    James, en una serie de dos tuits el miércoles, dijo que leyó las historias de Sarver varias veces. “Debo ser honesto… Nuestra Liga definitivamente se equivocó en esto. No necesito explicar por qué. Lee las historias y decide por ti mismo. Lo dije antes y lo diré de nuevo, no hay lugar en esta Liga para ese tipo de comportamiento”.

    “Amo esta Liga y respeto profundamente nuestro liderazgo. Pero esto no es así. No hay lugar para la misoginia, el sexismo y el racismo en ningún lugar de trabajo. No importa si eres el dueño del equipo o juegas para el equipo. Mantenemos nuestra Liga como un ejemplo de nuestros valores” tuiteo James.

    Si bien la NBA declaró que Sarver «cooperó completamente con el proceso de investigación», fuentes de la Liga le dijeron a Baxter Holmes y Adrian Wojnarowski de ESPN el martes que no aceptaba la idea de que merecía una suspensión de un año y una multa de $10 millones por su comportamiento. La parte punitiva del proceso se volvió en gran medida enconada, dijeron las fuentes.

    La investigación, dirigida por el bufete de abogados Wachtell Lipton, con sede en Nueva York, encontró que Sarver «participó en una conducta que claramente violó los estándares comunes del lugar de trabajo, como se refleja en las reglas y políticas del equipo y la Liga».

    Fuente: ESPN.

    Artículos Recientes

    Artículos Relacionados